miércoles, 7 de diciembre de 2011

57.

Continuación del apartado Comienzo.


""El mundo esta lleno de personas amarillas. Gente que irrumpe en nuestra vida y con la que enseguida conectamos, que nos ayudan a progresar, que conspiran a nuestro favor. Juntos forman un mundo mas cálido y amable, mejor para vivir. Son los Amarillos"."

Sentir la sensación siendo tan joven de estar sola en el mundo, de tener ganas de volver atrás y sentirte bien.
Sentir que sin aquella persona que te dijo el primer día: ¡Hasta mañana! Te hubieras perdido en el camino. Pronto, por unos o por otros desapareció.
Hay veces que conoces a tanta gente por haber estado en diferentes sitios, por cambiar de clase, por cuales sean los motivos, que nunca sabes cuando esa persona de la que ya ni te acuerdas puede volver a tu vida de un momento a otro. A veces sin que te lo esperes, vuelve a estar ahí. Y tu recuerdas, las primeras miradas, y aquellas sonrisas que te enamoraban el alma, aquellas cartitas en las que escribiste un: Me gustas. Y es inevitable que te eches a reír. Y das gracias a dios porque vuelva a estar en tu camino porque, sin el en aquel momento de tu vida no habrías salido del agujero, pero tampoco sabes que sin el en este momento de tu vida tampoco podrías salir.
No fue mi primer amor, pero si fue el más intenso y el más fugaz. Recuerdo como escribía en mi diario sobre el, que tenía que preguntarle si yo le gustaba, y recuerdo que todas iban o habían ido detrás de él. Y yo al ser la nueva no sabía que el nunca se había enamorado de ninguna.
Pero en aquellas cartitas su respuesta no fue un no me gustas, es más, fue todo lo contrario.
Sin el, sin Manuel López, es cierto que no tendría ni la mitad de fuerzas que tengo ahora, y por tanto querido amigo, querido GRAN amigo, gracias. Por lo que hiciste por mi, por lo que has hecho, por lo que estas haciendo y por que sé que lo seguirás haciendo así de bien.

1 comentario:

Corazones rotos