sábado, 9 de julio de 2011

47.

(Hoy habla África)

Y fue el pensar que si me iba, no me iba a llamar, lo que hizo que las primeras lágrimas corrieran camino de la barbilla, fue pensar que me iba a ir, íbamos a estar separados y no iba a saber de el, lo que hizo que se me hincharan los ojos, hasta derramar todo lo que sentía en ese momento. Yo... no sé si lo que quiero es alejarme de el o tenerlo lo más cerca que pueda. Muchas cosas han cambiado...pero y si ahora me alejo y lo que podría llegar a ser ya no sucederá por mi culpa...
Pensar en eso me mató, durante unos segundos no respiré, no sentí alegrías, se me empañaron los ojos, veía borroso, me faltaba tanto el aire que no podía moverme...

"Vuelve conmigo, por favor".

 +No sé ni cómo, ni cuándo, ni cuánto me enamoré de ti, porque no hay metros para medir todo esto, pero si sé porqué. Porque tienes un hueco aquí, entre el hombro y el pecho, y cuando pongo la cabeza me siento en casa y porque en todas las fotos que tengo tuyas salgo siempre sonriendo, en todas.
Y tú, ¿por qué te enamoraste de mí?

-Yo no escogí enamorarme de ti, pero la primera vez que te besé, nuestros dientes se rozaron por una milésima de segundo, y fue increíble. Y la hora exacta de ese beso eran las siete y veinte, y quité la pila del reloj para que se quedase la hora detenida para siempre. Parada. El minuto exacto en el que me besaste está metido dentro de un reloj. Para siempre. Y ya no sé nunca que hora es, pero me da igual. Y desde entonces miro constantemente el reloj.

+Esto tiene que ser malo.

- ¿Por qué?

+ ¿Que por qué? Acaso ¿no lo ves?

-Vamos pequeña, no llores.

Me decía al oído, beso delicadamente mi cabeza y me separe de el.

+Gracias por todo lo que has echo por mi, eres único...te amo

Me acerque a el y lo bese; no fue un beso como cualquier otro...fue uno tierno, que duro bastante tiempo.

-Y tu gracias por ser la novia mas perfecta y hermosa. Te amo muchísimo más.




Junto su cabeza con la mía y beso mi nariz.

+Muchas gracias por todo.

Bese de nuevo sus labios rápidamente y lo mire, por ultima vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Corazones rotos