martes, 20 de septiembre de 2011

53.

(Hoy habla Borja)


- ¿Qué dirías que es lo que mas te gusta de ella?
- ¿Lo que más? No se... supongo que todo, todo lo que ella tiene me encanta.
- ¿Y si... tuvieras que elegir solo una de esas?
- Su sonrisa. Sin pensarlo... es algo así, como único, diferente y especial. Supongo que le pega.
- ¿Le pega? ¿Por qué?
- ¿Por qué? ¿Realmente me lo preguntas? ¿Por qué va a ser? Porque ella es única, diferente y especial.
- Y, bueno, ¿por qué ella?
- ¿Y por qué no?
- No me respondas con preguntas.
- No preguntes evidencias. Y no te responderé con preguntas.

Tss... ¿que por qué ella? Vaya pregunta...
Han cambiado tantas cosas desde entonces.


No le puedes pedir que después de todo sea igual que era antes.
No le puedes pedir que cambie de nuevo.
No le puedes pedir que olvide, ni que perdone.
No le puedes pedir que deje de intentarlo, no sería ella.
No le puedes pedir que no hable con él, son la misma persona.
No le puedes pedir que lo sepa todo, a veces falla.
No le puedes pedir que sea todo lo que tu deseas, quierela tal cual es.
No le puedes pedir que abandone otro sueño más, ya sería el cuarto.
No le puedes pedir que no se deje afectar, no sería humana.
No le puedes pedir que te cuente cosas de él, se siente mal.
No le puedes pedir que lo arregle todo sola, no es superwoman.
No le puedes pedir que se deje querer, no esta acostumbrada.

No le puedes pedir nada, pero sí, puedes darle lo que quiere.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Corazones rotos