jueves, 25 de noviembre de 2010

28.

- Te quiero- le susurré mientras lo miraba fijamente, envueltos en la oscuridad de aquel portal.

Esa noche nunca se me olvidará, ¿sabrá que lo quiero? ¿que me vuelve loca? ¿que busco su mano en todo momento?

En mi cuarto, a las tres y veinte de la noche, mas allá de cualquier esperanza de dormir esta noche. En cambio, estoy cantando a las paredes y bajando estrellas para iluminar las esquinas de mi habitación. En cambio, estoy escribiendo tu nombre en letra cursiva y susurrando secretos a mi mente mientras mi corazón late al límite máximo, porque tu me recuerdas que la vida es bella. En cambio, estoy haciendo una lista de cosas que quiero decir, la lista de un centenar y dos maneras diferentes para respirar ya que aún me dejas sin aliento cuando estás cerca.


En cambio, estoy pensando en cosas como:
Cuando hablas, moldeas el aire entre tus manos como si estuvieras pintando un cuadro que sólo yo puedo ver.
Como cuando me escuchas te quedas completamente inmóvil y tus ojos marrones cortan cualquier intento de concentración de mi alma destrozada.
Cómo cuando hablas las curvas de tus labios de una manera u otra me invitan a salir de mi escondite donde sea que estés.
Como se puede pasar con fluidez de la conversasión a un debate sobre el negro y el blanco para grandes peleas de vaqueros, películas animadas y mas recuerdos de la infancia.

En cambio, estoy nadando a través de pensamientos como:
Cómo confío en que sin lugar a dudas, si yo saltara con los ojos cerrados, tu te asegurarías de que yo no llegara al suelo.
Como café con leche y duchas de sol pueden remplazar vestidos elegantes y salones de baile.
Cómo fe no ha sido nunca una palabra más atractiva.
Cómo los abrazos pueden sentirse como el fin del mundo, unidos con un lazo.
Cómo una voz tan deliciosa puede calmar a un corazón sin poner obstáculos a través de aguas profundas.


En vez de dormir, estoy pensando en ti.
No estoy durmiendo, pero igualmente estoy soñando.

3 comentarios:

  1. Me encanta ;)
    Voy a seguirte ^^
    Besos!

    P.D: La música de fondo me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Eso ocurre muchísimas veces, ¿verdad? Como alguien nos roba el sueño y llena la habitación de dudas y preguntas.
    La última frase es muymuy bonita (:

    Un besito :*

    ResponderEliminar

Corazones rotos